Balenciaga by Alexander Wang

Balenciaga-Alexander-WangSi hablamos de moda, hablamos de dualidad. Desde que la moda es modas ha sido casi imposible concebir una colección homogénea en su totalidad. Y el debut de Alexander Wang para Balenciaga no se escapó a dicha premisa, demostrando que está capacitado para diseñar para las grandes casas.

Su debut en Balenciaga fue inteligente y elegante. Compuesto por piezas con un alto nivel de confort que agregaron modernidad a la colección. Es posible que Wang haya optado por una opción segura, pero igualmente acertada y sin errores.

“La silueta es un movimiento dinámico que se extiende hasta el suelo. La idea fue tomar las raíces de la casa y representarlas en función del cuerpo de hoy. Comencé con un planteamiento básico: primero el abrigo, siguiendo por la camisa, el punto y acabando en el pantalón. El aporte de modernidad viene con el concepto de tomar la noche y plantearla para el día”. Expresó Wang.

El trabajo de Wang para Balenciaga comenzó en Enero, y ha dejado en evidencia su minucioso estudio de las colecciones pasadas de la casa. Logrando de esta modo acoplar de manera exitosa su influencia rocanrolera con el legado monástico de Cristóbal Balenciaga. Wang respetó el uso de drapeados, frunces, cortes geométricos, y de formas arquitectónicas como el globo y el trapecio. Todos elementos heredados del gran Cristóbal, que han adquirido una magnitud aggiornada  debido a la incorporación de pantalones ultra skinny y superposiciones deportivas.

Wang  supo cómo integrar la elegancia de la calle a los volúmenes de la alta costura que son indeleblemente Balenciaga, minimizándolos para que luzcan mucho más “ready to wear”.

Las diferentes texturas utilizadas jugaron un papel importante en la redefinición de la marca. El mix entre elementos dignos de la noche como los canutillos con materiales diurnos como la lana, el algodón y el engomado, brindaron una propuesta elegante a la vez que urbana. La dualidad planteada por Wang se repitió en cada una de las piezas de la colección. Los zapatos no fueron la excepción, pudiendo optar entre zapatos de altísimo taco aguja, y botines chatos aptos para todo público.

La primera colección de Wang para Balenciaga reafirmó que es posible conjugar lujo, creatividad, y viabilidad comercial.

Por: Verónica Lasarte D-MODA

dejanos tu comentario