Coco Chanel

Coco-Chanel-Quotes-1“La moda pasa el estilo permanece”

Si hablamos de Gabrielle Bonheur, probablemente pocos sabrán que nos estamos refiriendo a la gran Coco Chanel, quien nacía un 19 de agosto de 1883 para transformar para siempre los cánones de la vestimenta femenina.

Criada en un ambiente hostil y humilde con tan sólo 6 años de edad Gabrielle pierde a su madre, debido a una tuberculosis, motivo por el cual es llevada a vivir a un convento en donde aprende el oficio de coser.

Allí se convierte en una adolescente llena de sueños y deseos de libertad e independencia. Sentimientos que la animaron a abandonar el orfanato para comenzar a trabajar en una mercería, y para cantar en la Rotonde, un sitio que brindaba diversión a los oficiales del ejercito. Gracias a uno de los temas que cantaba Gabrielle, Qui a ´vu Coco?, nace su apodo Coco que años más tarde la llevaría a la fama y a la inmortalidad.

Con una fuerte meta por cumplir, el convertirse en una codiciada modista, Coco jamás se apartó del camino para lograr alcanzar su máximo anhelo. Es así que en 1914, ya radicada en Paris, compra en las Galerías Lafayette un montón de sombreros. Piezas que reformó para ser vendidas. El éxito obtenido fue rotundo, de tal manera que al poco tiempo Coco lanzó su primer línea completa de ropa. Otra vez la respuesta del público fue altamente favorable.

Con la clientela de su lado, Coco se anima y abre su primer local, situado en la Rue Cambon. Al que le siguió la apertura de otro local en la villa veraniega de Deauville en donde logró captar al publico más chic, y por último un tercer local en Biarritz. Para ese entonces, Coco contaba con más de 300 empleados a su cargo.

El suceso de Coco Chanel siguió en contaste ascenso hasta que la crisis del 29 afectó su negocio, teniendo que cerrar sus casas de moda para emigrar a Los Estados Unidos. En donde el productor de cine Samuel Goldwyn le ofrece vestir a las celebridades dentro y fuera de la pantalla.

En 1954, ya con setenta y un años de edad, Coco decide reabrir sus locales, ya que ellos formaban parte de su vida, y no concebía atravesar su último tiempo sin dedicarse a la pasión que persiguió durante tantos años.

Coco Chanel no sólo redefinió la forma de vestir femenina, sino que junto a las nuevas siluetas ofrecidas, personificó a la nueva mujer moderna, imponiendo un nuevo prototipo de mujer que sigue vigente hasta el día de hoy.

El estilo Chanel

Con la llegada de la Primera Guerra Mundial, Coco astutamente ideó una línea de prendas marcadas por la sencillez y la comodidad. Es así que derribó a la opulenta y poco práctica elegancia de la Belle Epoque para instalar todo un nuevo universo marcado por la comodidad y la informalidad.

De esta forma es que nace un estilo con vigencia hasta el día de hoy, que comenzó por eliminar el incomodo corsé y los forros de los trajes. Además incorporó el tejido de punto, hasta el momento impensado para la alta costura, creó el vestido “charming chemise dress”, acortó el largo de las faldas, y por sobre todas las cosas fue la propulsora del estilo garcon animando a las mujeres a que cortaran sus cabelleras y lucieran pantalones.

Otros de los tesoros que nos dejó la gran Coco fueron las polleras plisadas estilo marinero, los trajes de tweed, el zapato de punta redonda y el tipo balerina, el trajecito negro, los trajes de talle bajo, los pijamas playeros impermeables, el icónico bolso capitoneado con cadenitas, y como no olvidarnos del histórico perfume Chanel No 5.

Actualmente el legado de Coco Chanel se mantiene intacto gracias a la dirección creativa de Karl Lagerfeld, quien no sólo respeta al pie de la letra la filosofía de la casa y de su creadora, sino que además año a año le sigue aportando glamour y sofisticación.

dejanos tu comentario