Consigue el look vintage que mejor te sienta y gana en glamour

Moda-Vintage-2012-fotos_largeSi hay una tendencia que no deje de crecer y ganar adeptos entre los enamorados de la moda esa es sin duda la vintage, que ha supuesto uno de los mayores booms dentro del sector. Esta recuperación de prendas, especialmente de aquellas que se realizaron entre las décadas de 1920 y 1990, se ha convertido por tanto en uno de los negocios más rentables del mundo de la moda, además de colocarse en un lugar del ranking de las tendencias muy especial, que no se veía desde hacía bastante tiempo.

Desde estilistas hasta personajes relevantes del mundo de la música, de la televisión y del cine, pasando por blogueros y jóvenes amantes de las tendencias,  la moda vintage no deja de llenar armarios con prendas y accesorios recuperados de tiendas de segunda mano o webs de la red, donde puede llegar a encontrarse casi cualquier pieza que se busque, además de dar con auténticos tesoros escondidos.

La personalidad y diferenciación que aporta el vintage a cualquier look, por muy básico que éste sea, no es además su única ventaja, ya que la moda enmarcada en esta categoría supone para sus usuarios una inversión a varios niveles, especialmente en el terreno social y económico. La exclusividad de cada prenda se une por tanto con otra serie de características propias del vintage, y que consiguen que cualquier outfit pase de ser normal a ser único.

Para acertar vistiendo vintage es importante, eso sí, no caer en el exceso, y seguir unos sencillos consejos para conseguir explotar todo el potencial de este tipo de prendas:

Los mitos te servirán como fuente de inspiración. Vestir vintage con acierto pasa por no tener miedo de la mitomanía. Y es que nada mejor que estudiar a las celebridades históricas, y a los iconos del cine de diferentes décadas, para copiar outfits o detalles de estilo. Piensa además que encontrarás todo lo necesario en las páginas de clasificados, desde las propias piezas a álbumes de fotografías antiguas de donde sacar la inspiración para tus looks.

La familia puede ser la clave. El vintage puede ser mucho más económico de lo que crees si recurres a piezas y prendas de tu propia familia que hayan quedado perdidas por algún cajón, baúl o armario. Busca prendas antiguas que perteneciesen a tus abuelos, o incluso a tus padres, y lucirás complementos antiguos mezclados con otros actuales para ganar en estilo.

El vintage es auténtico. El boom que ha supuesto la moda vintage ha provocado una gran proliferación de la moda de estilo retro, y no son pocas las industrias textiles que se han apuntado ya a esta tendencia haciendo prendas nuevas con aire antiguo. Si bien es cierto que estas cadenas pueden servirte de inspiración, lo vintage debe ser preferiblemente auténtico, acumulando el paso de los años en buen estado por su confección y calidad.

Nada mejor que la exclusividad. Una de las claves más importantes a la hora de vestir vintage es que esta moda debe aportar siempre exclusividad a quien la lleva, algo que se potencia por la dificultad que supone encontrar prendas antiguas que ya no se fabrican, y que por tanto nadie posee.

Apuesta  a las marcas con historia. Prendas de firmas históricas como Chanel, Lacoste o Prada, tendrán siempre un efecto positivo sobre cualquier look, y hará que un outfit resulte vintage sin dejar de tener clase.

Por: Lil

dejanos tu comentario