El brillo de la alfombra roja

unnamed-20

By: Andrea Menache

Si hay momentos para brillar, sin duda que la entrega de los Premios de la Academia de Hollywood es uno de los preferidos de las celebridades y cuando decimos brillar lo hacemos literalmente ya que hablamos de los millonarios diamantes y piezas que encendieron la alfombra roja, el pasado 2 de marzo en el Dolby Theatre de Los Angeles. Vale la pena destacar que este año los pendientes fueron la joya favorita, lo cual probablemente influya en esta marcada tendencia, la cifra que las estrellas reciben por lucir las joyas de una determinada grifa y cuanto más cerca de la sonrisa, mayor es la tarifa ya que va directamente proporcional a la cercanía del rostro.

Dicho esto, empecemos con la bella Charlize Theron que encendía las redes sociales con la noticia que su collar Harry Winston de diamantes con uno excepcional de talla lágrima valorado en 15 millones de dólares.

La actriz Jennifer Lawrence no quiso desafiar la suerte y se mantuvo fiel a la pasada edición, con tropiezo incluido, y acompañó su vestido Dior con un collar que deslizó con gracia por su espalda, de diseño vintage de oro blanco con diamantes firmado por Neil Lane. Además optó por unos discretos pendientes con diamantes y anillo a juego con filosofía menos es más.

Amy Adams fue de las primeras en hacer su aparición en la gala y lo hizo luciendo unos originales pendientes extra large a todo color, realizados en oros con rhoodochrositas, lapislázuli, turquesas y diamantes pertenecientes a la excepcional colección Blue Book de la firma neoyorquina Tiffany & Co. En su muñeca también sobresalía un brazalete con diamantes de talla cuadrada y color amarillo, dejando vacío su escote palabra de honor de su diseño Gucci Premiere.

La ganadora a mejor actriz de reparto y que ha conquistado al mundo, Lupita Nyongo, eligió para recoger su estatuilla unos pendientes con forma de corona invertida en oro con diamantes, un brazalete con forma de serpiente, sortijas con piedras preciosas y una coqueta diadema con elástico en oro con diamantes todo de Fred Leighton.

Otra ganadora en todos los ámbitos es Cate Blanchett que acompañó su diseño Valentino con grandes pendientes “Chandelier” de Chopard con 62 ópalos blancos y diamantes a los que se suma una pulsera de oro con diamantes marrones y un anillo estilo “Toi et Moi” con diamantes talla pera realizado en oro blanco.

La siempre deslumbrante Angelina Jolie trabajó en conjunto con el joyero Robert Procop para crear estas piezas de alta joyería pero con un toque de Jolie. Como resultado salieron estos sobrios pendientes los cuales además de bellos parte de los beneficios obtenidos por su venta serán destinados a la ONG que lidera la actriz cuya principal misión es construir escuelas para niñas en países subdesarrollados o en guerra.

Naomi Watts en un impecable Calvin Klein que sumó el brillo de los diamantes de Bulgari con collar estilo “Bib-Necklace” de oro blanco con brillantes de talla diamante y pavé, buscando el equilibrio con un juego de mini pendientes de diamantes al cual agregó el mítico brazalete “Serpenti” de oro blanco con diamantes y en otra mano un clutch de la misma línea de diseño art déco en blanco y negro.

Julia Roberts lució espectacular con un vestido de encaje de Givenchy que jugaba con los contrastes del brillo de las joyas Bulgari. Los pendientes eran de oro blanco con diamantes tallas brillante, esmeralda y baguete con diseño clásico, mientras que su muñeca se adornaba con un brazalete en platino con diamantes de 1955 pertenecientes a la “Heritae Collection” y otro en oro blanco con diamantes talla esmeralda brillante y Pavé. A la cual sumó un anillo en oro blanco y diamantes de la firma italiana.

Sandra Bullock optó por unos pendientes de brillantes que trepaban y le daban un toque punk al clásico look y un brazalete con diamantes todo de Lorraine Schwarts que combinaban a la perfección con el vestido de Alexander McQueen.

Anne Hathaway lució un vestido-joya de Gucci con cristales bordados lo que limitó el aporte de los accesorios por eso optó por lo que resultó ser un must de la gala, unos pendientes con forma de corona invertida o rayos de sol – como los de Lupita Nyongo – y unos brazaletes de diamantes de talla cuadrada a los cuales se le sumó el brillo de una gran esmeralda central sobre una de las sortijas, todo firmado por Neil Lane.

En el caso de Jessica Biel, la actriz escogió brazaletes como pendientes pertenecientes a la colección “Blue Book” de Tiffany & Co, ambos con turquesas y diamantes sobre platino.

Y terminamos el informe con Jennifer Garner que adornó su deslumbrante vestido de flecos de Oscar de la Renta con joyas de diamantes de Forevermark entre las que se destacaban los pendientes de lágrima, un par de brazaletes de diseño vintage y anillos sobresaliendo un diamante amarillo.

Realmente impresionante el despliegue y también imagínese la cantidad de guardaespaldas que tienen estas chicas.

dejanos tu comentario