El Garzón: Pintoresco Descanso

restaurant-garzon

Por: Verónica Lasarte D-MODA

El chef y empresario Francis Mallmann comienza su carrera en la gastronomía en 1976 en Bariloche, y desde entonces se ha convertido en uno de los más grandes representantes de la Nouvelle Cuisine regional. Con una extensa lista de éxitos en su haber, como los restaurants: “Patagonia Sur”, “Los Negros”, “1884”, y varios productos gastronómicos como dulces, corderos, y cacerolas de bronce que llevan su nombre, decide mudarse al rustico pueblo de Garzón, transformando al pequeño pueblo fantasma en la cuna del jet set. Garzón está ubicado en el departamento de Maldonado a 60 km de la capital y a 30 km de la ciudad de Rocha. Y cuenta solamente con 200 habitantes dedicados a la actividad rural y a la explotación de canteras de granito gris.

En el 2004, el aclamado chef latinoamericano, huyendo de la ostentación de sus clásicos restaurants 1884 y Los Negros (Mendoza y José Ignacio) desembarca en el pequeño pueblo Garzón, para allí construir un hotel boutique cuya arquitectura recuerda el estilo colonial fronterizo. Por su parte el área de restaurant inspira  un clima campesino italiano sólo para los más entendidos. Las delicatesen son cocinadas a la parrilla, en horno de barro, y se utiliza el infiernillo como técnica de cocción. La cocina se basa en los productos regionales y en la pesca del día. Entre sus tesoros se encuentra el aceite de oliva casero y diferentes hierbas que son cultivadas en el jardín.

Gracias al bien logrado emprendimiento de Mallmann, Garzón ha alcanzado una gran notoriedad entre los viajeros que disfrutan del buen vivir, y de alguna manera ha revitalizado el lugar dándole un espíritu más bohemio. A partir de “El Garzón”  varios pintores y escultores lo han elegido como nuevo destino. En el 2012, impulsada por la empresaria Nana Lavagna, se establece la primera galería de arte.

Recientemente los fotógrafos Gemma y Andrew Ingalls fueron invitados por el sitio online Nowness.com para fotografiar el lugar.

dejanos tu comentario