ÉPOCA DE REBAJAS “TIPS” PARA COMPRAR BIEN

sale-liquidaciones-rebajas-getty_MUJIMA20120710_0032_31Finalmente llegaron las tan esperadas liquidaciones una buena oportunidad para salir de compras solas o con amigas. La idea es aprovechasr este momento para poner en vigor la frase de las cuatro B “Comprar bien, bueno, bonito, y barato”.

Camisetas, faldas, o vestidos… ¿Qué comprar? Lo primero a tener en cuenta es que tipo de prendas nos conviene comprar durante las liquidaciones. Lo más indicado es buscar aquellas atemporales, ya que las vamos a poder seguir usando por mucho tiempo. Al no seguir al pie de la letra las tendencias podemos combinar con todo. Por ejemplo, los blazers, en especial los de corte clásico y colores neutros, también conviene darle prioridad a algún pantalón negro de tiro medio y corte recto, ideales para toda hora y actividad.

Por otro lado, es un momento excelente para buscar el jean perfecto de preferencia en azul oscuro o negro que se transformará en pieza comdín a la hora de vestir. No olvidemos aquellas prendas que suelen salvarnos de apuros como un clásico vestido negro, el corte dependerá de nuestro físico y gusto personal. Es una buena oportunidad de hacernos de un trench en color gris, beige, o negro. En casa de ya tener uno en esos tonos, se puede apostar por alguno de color rojo que alegrará cualquier día gris.

En este período aparecen muy buenas chaquetas de cuero, en lo posible elijan en color negro así se convertirán en un clásico, pero también vale jugársela por alguna de color menos tradicional.

No se olviden de los zapatos y carteras que suelen beneficiarse de grandes descuentos y que de vez en cuando necesitan renovarse. Los accesorios por su lado nos dan la posibilidad de no gastar demasiado y renovar igualmente el placard. Recuerden que en ocasiones agregar un simple complemento a nuestros conjuntos nos cambia totalmente el look. Foulards, pañuelos, collares, caravanas, sombreros, y relojes están a la orden del día.

En conclusión, la idea es tratar de conseguir prendas de “media estación” para poder aprovechar al máximo y usarlas a lo largo de todo el año amortizándo de esta manera la inversión.

Por: Andrea Menache

dejanos tu comentario