Georgia May Jagger

georgia jagger-3El Poder de la Belleza y el Talento

Dice el dicho que …”lo que se hereda no se roba” y no hay mejor ejemplo que el caso de Georgia May Jagger. Su genética la precede, por eso a nadie le extraña que se haya convertido en una de las top del momento. Hija del cantante Mick Jagger y de la modelo Jerry Hall, esta joven a heredado la original belleza de su madre y el ritmo de su padre, dos cosas que bien canalizadas la han convertido muy tempranamente en un referente del mundo de la moda.

La última campaña de la fragancia de Roberto Cavalli es la prueba de que la carrera de Georgia va ascendiendo vertiginosamente. Con buenos ejemplos dentro de casa -su madre Jerry y su hermana Elizabeth-, Georgia asegura que ha tenido de quien aprender y deja muy claras sus intenciones de madurar como persona y como modelo.

A sus 21 años de edad, Georgia se codea con las grandes it girls del momento, como es el caso de Cara Delevingne, y ha trabajado junto a top models de la talla de Naomi Campbell y Kate Moss, algo que recuerda con gran honor.

Una larga melena rubia, rasgos marcados y unos espectaculares ojos verdes definen a la modelo, pero lo que la caracteriza son sus dientes separados que se han convertido en un verdadero “must” y son su auténtica seña de identidad.

En una entrevista a la revista VOGUE Georgia ha señalado que entre sus íconos de belleza se destacan la modelo jamaicana Grace Jones, su hermana Lizzy, su amiga Cara, pero por sobre todo su madre. “…A las modelos de hoy en día las peinan y las maquillan pero antes eras tu quien debías arreglarte el pelo y el maquillaje para estar lista y conseguir trabajo” asegura la pequeña Jagger cuando compara la época de su madre con la suya. Por eso Georgia asegura que maquillarse es algo que le gusta hacer a ella misma. “…fijarme en ella maquillándose es lo que verdaderamente me inspira.” declara. De todas maneras la modelo reconoce que le gusta la naturalidad, la gente que no suele estar maquillada, como es el caso de su amiga Cara Delevingne.

Georgia confiesa que dentro de sus básicos no faltan distintas cremas hidratantes, máscara de pestañas y un corrector. Su gran secreto de belleza es una barrita de aceite de coco que lleva a todas partes, “La utilizo para todo -en los párpados para que brillen, en los labios o para cuando tengo la piel seca”, asegura la blonda. Otro irresistible de la modelo es el lápiz labial de Kate Moss para Rimmel, aunque afirma que “A veces me da miedo probar colores nuevos. Me gustaría probar un rosa chillón pero temo que en mi boca quede poco elegante”.

Gracias a su corta edad Georgia confirma que nunca se ha preocupado por el cuidado facial hasta que empezó a modelar…”Ahora si lo hago, pero antes no le daba importancia. Pensaba que menos era más” añade Jagger. En cuanto al cuidado de su cuerpo es pura genética ya que niega practicar algún deporte. “¡Llevo mucho tiempo sin hacer ejercicio! Me gustaría empezar, pero es complicado encontrar tiempo” asegura la modelo.

Como buena Jagger, Georgia no escapa al estilo impuesto por su antecesor y asegura que ha tenido sus excentricidades, como fue “Teñirme el pelo de rosa” o “Acabar con el pelo verde, casi gris, intentando parecer castaña”. Desastres que justifica la modelo en esta declaración “Me gustaría ser castaña, pelirroja o tener un rubio rojizo”.

Entre sus éxitos profesionales Jagger destaca haber sido portada de Vogue, ser imagen de Just Cavalli o su contrato con la firma Rimmel, con la que lleva trabajando cuatro años. Para ella ser el rostro de Just Cavalli “Es muy excitante, significa ser una mujer fuerte, sexy y poderosa. Como me gusta sentirme en todo momento”. “Una fragancia es algo que utilizas para ser reconocida, quieres que se convierta en tu olor”, concluye la joven modelo.

dejanos tu comentario