LA SEMANA DE TURISMO

turismoBy: Daniel Fleitas

Medio Uruguay se prepara para viajar en las últimas vacaciones post estivales del año, con los últimos arañazos del calor del verano, que ya se nos fue…

Algunos deciden con mucha anticipación sus destinos, ya sean exóticos, caros y lejanos o simplemente baratos y locales, como las Termas, las acampadas con caza y pesca incluidas en algún arroyo perdido o en alguna estancia de algún conocido, como así también los viajes al interior a visitar parientes, o a cierta festividad cervecera en la capital de los divertidos y siempre hospitalarios sanduceros.

No podemos olvidarnos el éxodo inverso, o sea del campo a la capital, donde gustan mucho de ir a presenciar las ya clásicas jineteadas criollas capitalinas, como para no perder la costumbre, y a su vez poder ir a visitar los siempre famosos y comentados Shoppings de “la Capi”.

No nos podemos olvidar  del eternamente reiterado destino de muchos uruguayos en esta semana de vacaciones, con el clásico cruce del charco hacia Buenos Aires, ya sea en barco, en avión o simplemente por vía terrestre, teniendo en ese caso que aguardar por lo general interminables y larguísimas filas de autos, siempre y cuando tengan suerte y les toque algún problema con el paso en los puentes, por paros inesperados cualquier tipo y color, manifestaciones en contra de la contaminación de las papeleras, la industrias mineras, la polución ambiental  y “la mar en coche”, como decía mi abuela…

El tema en cuestión, muchas veces no es tanto el lugar adonde ir, sino que muchas personas deciden siempre a último momento su lugar de destino y por lo general esta elección a lo loco, viene cargada de mucho stress e histeriqueos y peleas varias, donde por lo general siempre aparece uno de los clásicos femeninos de todos los tiempos… “qué me llevo y que me pongo?” Entonces ahí empieza el dilema de las valijas: que una tanga por si toma sol, un tapadito de piel por si hace frío, un par de botas de lluvias por si acaso llueve, algún vestido de cocktail por la invitan a alguna fiesta paqueta, un jogging por si hay que lookear deportivo, una capelina por si hay mucho sol, y… y… y un sin número de prendas y accesorios que jamás usarán en su ansiado periplo de supuesto descanso. Todo eso, siempre y cuando no vayan a un glamoroso viaje de compras a Miami, donde sólo llevarán en la valija un cepillo de dientes, un perfume, un rimmel y un par de bombachas por cualquier eventualidad…

En cuanto a grupos viajeros hay varios tipos, dentro de los que se encuentran:

1.Grupo de amigotes de entre 40 y 60 años, que se van de caza y de pesca y que en realidad lo único que hacen es vivir tomando cuanto alcohol encuentran a su paso, contando las mismas anécdotas del pasado, contando chistes verdes y comiendo asados y más asados hasta reventar! Un plus se llevan los que pescan algo y hacen alharaca de su astucia y valentía para conseguir un ansiado par de escuetos pejerreyes.

2.Señoras culturosas, que no se pierden ningún museo, exposición, actividad cultural, ópera, ballet, zarzuela, danza contemporánea, y cuanta obra teatral se esté dando, mientras sus maridos las acompañan con cara de: “sí, querida…”

3.Señoritas especializadas en viajes de compras de poca monta, especialmente a la vecina orilla, donde todo vale, léase: outlets, liquidaciones, prendas de marcas truchas, fábricas con descuentos y todos los tips que sus amigas les pasaron durante todo el año, lo juntan en una sola semana y se van al ataque como desbocadas!

4.Grupos de chicos de entre 18 y 25 años, que sólo vacacionan para vivir de noche entre boliches, alcohol y “aditivos” varios, sexo, escándalos, griterío, muchas risas, algarabía y alguna que otra discusión con peleítas por motivos banales y del momento.

Obviamente que también hay gente más aplomada y políticamente correcta, que vive de día y duerme de noche, que adoran pasar en familia y disfrutan las vacaciones sin excesos.

Pero bueno, mis estimados… las vacaciones se hicieron para ir a descansar? O para volver a Montevideo a descansar? Ese tema lo podés decidir vos… ya que todos los modos valen y cada uno a su edad y en su tiempo.

Y ahora los dejo, porque me tengo que ir a hacer las valijas…

Hasta la vista!

dejanos tu comentario