LAS RAYAS Y EL ESTILO “NAVY”

moda-navy-verao-20131Cada vez que se acerca el verano aparecen en las revistas especializadas y en las vidrieras las clásicas camisetas de rayas, pero este año también se hacen presentes en este frío invierno, ya que no han pasado desapercibidas en las pasarelas invernales internacionales.

De manga larga o corta, con cuello bote, redondo, o en v, con botones en los hombros o sin ellos…. Las posibilidades de este básico son infinitas. Pero ¿de dónde proviene esta prenda?

Los primeros datos sobre las camisetas de rayas se remontan a principios del siglo XIX en torno a los pescadores del canal de la Mancha. Lo curiosos es que muchas teorías apuntan a que esta prenda era una pieza de vestimenta interior de los marineros de esa época. Pero luego la historia nos dice que por el año 1858 la armada francesa estableció el uniforme oficial de los marineros incluyendo un abrigo de rayas azules y blancas que permitirían visualizar mejor a estos hombres de mar durante las maniobras en alta mar.

Si bien Yves Saint Laurent fue quien utilizó las rayas por primera vez en una colección de alta costura, todo cambió en 1917 cuando Gabrielle Chanel llegó a la ciudad de Deauville para abrir su segunda tienda y decidió tomar como inspiración para vestir los uniformes de los marineros. Una arriesgada apuesta para la época la de utilizar la vestimenta de trabajo masculina como apariencia de la nueva mujer burguesa, pero esto le valió convertirse en la gran abanderada del estilo navy.

A lo largo del siglo XX, grandes figuras de las artes, la cultura, el cine, y las ciencias, como Pablo Picasso, Andy Warhol, Brigitte Bardot, o Jean Cousteau convirtieron esta camiseta en verdadero ícono de la moda francesa, utilizándola en numerosas ocasiones.

Fue el diseñador francés, Jean Paul Gaultier, quien toma a este estampado en su primer desfile en 1978 y luego en 1983 desarrolla toda una colección masculina denominada “Boy Toy” basada en el, incluso el mismo salió a saludar vestido como marinero convirtiéndolo desde entonces como una seña de identidad que lo ha acompañado durante toda su carrera.

De esta manera esta pieza emblema de la elegancia llega a nuestro días, reinventada año tras año por diferentes diseñadores convirtiéndose en un básico de  nuestro armario.

Por: Andrea Menache D-MODA

dejanos tu comentario