Paseo por las décadas que marcaron historia

img_ropa_de_los_anos_60_para_chica_10146_orig1960Comencemos este viaje en los años 40. Eran tiempos de guerra y en Europa las principales casas francesas dejaron de exportar obligando a Estados Unidos a generar sus propios diseños. La moda reflejaba la crisis y el ánimo de aquel entonces. Las mujeres lucían trajes de chaqueta, vestían uniformadas y los trajes masculinos dejaron a un lado los chalecos para reducirse a un pantalón y un saco. El estilo de la mujer era conservador, el largo de las faldas y los vestidos cubrían las rodillas, como forma de respeto al hombre que estaba en la guerra.

Con los 50 vuelve el esplendor. La moda vive uno de los momentos más internos del siglo. El new look de la postguerra de Christian Dior se expande. El nuevo estilo contrasta con las formas austeras y simples de los años en guerra y se convierte en todo un símbolo de optimismo. Aparecen los hombros anchos, cinturas ajustadas, sujetadores armados y el estilo femenino se llena de curvas, dando comienzo al culto de la belleza. Los jeans se convirtieron en algo popular que se combinan con camisetas blancas o negras ajustadas y chaquetas deportivas.

Llegan los 60 a puro rock y psicodelia. Toda una revolución. El lujo y el glamour quedan atrás y surge el concepto de la ropa joven, extravagante y experimental. La cultura pop marca el camino con estampados y materiales no tradicionales como el plástico. Polulan los lentes grandes de pasta y cinturones anchos. Y es el exitoso debut de la minifalda. Por otro lado el rock británico concentra la atención del mundo e impone su estilo sin resistencias. El mod look arrasa- El delineado negro en los ojos y el pelo corto geométrico. Twiggy con su extrema delgadez deja atrás las sensuales curvas y se posiciona como ícono de los 60. Sobre el final surgen los Hippies con su movimiento de “Paz y Amor” y se imponen los pantalones campana.

Los 70 son los años de la “Fiebre de Sábado por la noche”, la era disco. Las grandes plataformas y las prendas de colores fuertes. Los clubes se llenan de mujeres con vestidos entallados y la lycra gana terreno. Los hombres pierden prejuicios y se animan a usar trajes de colores claros con cuellos en punta.

Los 80 traen de regreso a la alta costura y aparecen las supermodelos, mujeres que promocionaban rostros perfectos y cuerpos estilizados. Todo esto obliga a mantenerse en forma lo que da lugar al boom de las dietas y los ejercicios. Está obsesión por el físico trae a la moda aeróbica o deportiva. Llegan los joggings, los calentadores y las prendas de lycra. El niño terrible de la moda; Jean Paul Gaultier con sus originales diseños para Madonna, muestra la apertura sexual de la moda.

Los 90 se caracterizan por la obsesión de ña figura y la mezcla de todos los estilos. Durante estos años todo vuelve aunque con algunas innovaciones. Los pantalones de tiro bajo y los escotes. La ropa se superpone. El jean y el cuero se transforman en un clásico. Las supermodelos siguen imponiendo pero esta vez cuerpos casi sin curvas y la delgadez pasa a ser una epidemia. Las mujeres adoptan los tonos cobrizos para el pelo y las pasarelas de Milán dirigen la moda.

Por: Andrea Menache

dejanos tu comentario