Trend Report: The Great Gatsby

the-great-gatsbyHistóricamente el cine siempre ha sido una fuente de inspiración para la moda. Cómo no recordar clásicos films como: “El Golpe” (1972), “Un hombre soltero” de Tom Ford (2009), “Saturday Night Fever” (1977), “Grease” (1978), “El gran Gatsby” en sus dos versiones la de 1974 y el actual remake de la mano de Baz Luhrman, entre tantísimas joyas más del séptimo arte.

A tan solo un día del estreno del remake de “El Gran Gatsby” ya se puede palpar un nuevo fenómeno social convirtiéndose en parte de nuestra cultura pop. Está de más aclarar que la moda no se escapa a este fenómeno, así como sucedió con su primera versión del film en el año 1974.

Por aquellos años el éxito de taquilla fue igual a la venta de prendas inspiradas en el film diseñadas por el mismísimo Ralph Lauren y por la diseñadora griega Theoni V. Aldrege y comercializadas en las tiendas Bloomingdales.

Hoy la historia parece repetirse, pero en esta oportunidad son Miuccia Prada, Tiffany´s, y Brooks Brothers, en asociación con la diseñadora Catherine Martin, los encargados de recrear los majestuosos trajes de la película.

En el pasado ciclo de Fashion Weeks muchos de los grandes diseñadores se adelantaron a esta tendencia, presentando colecciones que incluyeron: Estilo art decó, vestidos cortos, flecos, pelo a lo garçon, estilo underwear para la calle, y perlas. Todo esto sin contar la vuelta del charlestón, y las boquillas, entre otros elementos que nos remonta a los años 20.

Este nuevo remake de la clásica novela de Scott Fitzgerald comandada por el iluminado director australiano Baz Luhrman, además cuenta con una excelente banda sonora producida por Jay-Z y con participaciones de artistas como: Beyonce, Florence and the Machine, y Lana del Rey. Además de su talento musical, todos comparten su gran sentido del estilo. Convirtiéndose de este modo en un ingrediente más que se agrega a la lista como fuente de inspiración para la moda.

“Los 20 es un periodo al que nunca dejaremos de volver. Fue la primera vez en la historia en la que realmente podemos conectar con lo que llevaba la gente. Es el primer período contemporáneo en cuestión de vestuario. Y a veces olvidamos que fue la primera época que fue fotografiada de una manera intensa”. Comentó Catherine Martín, encargada del vestuario del film, y mujer de Luhrman.

Aquellos años 20, la época en que las diseñadoras Coco Chanel y Jeanne Lanvin comenzaban su gran apogeo. Años dignos de ser recreados una y otra vez en la pantalla, y 93 años después siguen siendo fuente de inspiración en la moda contemporánea. En esta oportunidad, firmas como Prada, Brooks Brothers, y la joyería Tiffany ´s han lanzado sus propias líneas denominadas “Gatsby”.

El elenco compuesto por Leonardo DiCaprio, Carey Mulligan, Tobey Maguire, e Isla Fisher, tuvo la posibilidad de desplegar sus majestuosos vestuarios, en una de las alfombras rojas más prestigiosas: el Festival de Cannes.

Para el vestuario masculino, Martin escogió a la clásica firma Brooks Brothers, quien supo recrear de maravilla el esmoquin y los trajes color pastel de aquella época.  “Brooks Brothers vendían ya en 1922 e incluso el propio Fitzgerald era un cliente habitual. Escribía cartas y les encargaba, era como ahora el negocio on line”. Expresó Catherine, quien tuvo acceso a los archivos de la casa para poder recrear el look.

“Allí encontré lo importante que era Brooks Brothers como símbolo del ‘establishment’ para Fitzgerald”, aclara.

Miuccia Prada fue la elegida para diseñar casi la totalidad del vestuario femenino, en especial los 40 trajes que creó para las dos fiestas más importantes del film: la del Esplendor, y la de la decadencia. Prada y Luhrman iniciaron su amistad cuando la diseñadora recreó el traje azul que lució DiCaprio en Romeo y Julieta, también bajo la dirección de Luhrman. Amistad que perduró en el tiempo cuando Miuccia convocó a Baz para que rodara el video de la exposición Prada-Schiaparelli en el museo Metropolitan de New York.

“Con Miuccia tenemos una conexión casi esotérica. Baz y ella están influenciados por el paso y usan referencias históricas, pero ambos miran al futuro en su trabajo, quieren crear algo nuevo. Esta película tenía que reflejar un Nueva York nada nostálgico, sino moderno, fresco, nuevo y visceral. Como Fitzgerald lo vivió”. Relató Martin.

El local de Prada en el Soho de New York se ha convertido en una galería que exhibe cada uno de los modelos usados en el film. Dicha exposición pronto será trasladada a los locales de Prada en Tokio y en Shanghái. La pieza más destacada sin lugar a dudas es el vestido de cristal araña que luce Daisy Buchanan (Carey Mulligan), con un valor estimativo de 20.000 dólares.

En el film la protagonista acompaña al majestuoso vestido con una tiara de Savoy de brillantes Tiffany´s, otra de las grandes marcas que se embarcó en este proyecto, y  una de las preferidas de Fitzgerald.

Aquellos afortunados que puedan costear semejante joya sólo tendrán que darse un paseo por el emblemático local de Tiffany´s en la Quinta Avenida de New York. Y el resto de nosotros podremos esperar con ansias el estreno de “El Gran Gatsby” para admirar las impresionantes creaciones de esta trilogía: Prada, Brooks Brothers, y Tiffany´s.

dejanos tu comentario