UNA DIETA A REGAÑADIENTES by Katja Thomsen

2013-10-11 11.02.16SEMANA 1 (a partir del día 3)

 Día 3 

BUENOS DÍAS AMÉRICA!!!

Bajé 300 gramos más. En total llevo 900. Not bad.

Me desperté con este sol radiante que se decidió por fin a salir y me propuse un happy day (por oposición a happy hour) de desintoxicación con frutas y verduras.

Es decir que en el correr del día, mi meta es no comer más que frutas, verduras y tomar agua en vez de gaseosas o jugos artificiales.

Y en la noche… AEROSMITH!!!!! Está todo pronto!!!! CAN’T WAIT!

Día 4 

Por fin siento que tomé al toro por las guampas. La cosa va en serio (a menos que, reitero, me de por mandar todo al diablo el sábado al mediodía cuando se pavonee delante de mí una seguidilla de platos humeantes y deliciosos en la mesa familiar como de costumbre). (Y ni hablemos del pan).

Ayer visité a mi amiga Margarita Ramírez, doctora en medicina especializada en endocrinología, quien me pesó de manera “profesional” (maldita la hora en la que deposité un voto de confianza en la balanza traicionera que en vano ocupa 20 x 20 centímetros en mi diminuto baño). Los resultados no fueron alentadores. En realidad peso como un kilo y medio más en la balanza de ella. (Léase en criollo: TE QUERÉS MORIR). Y encima me dijo que sí, que la palta está llena de calorías.

La Dra. Ramírez diseñó un plan alimenticio un poco más formal que mis corazonadas de estos últimos tres días y me aplicó inyecciones de dióxido de carbono en zonas con exceso de células adiposas (en lunfardo: los rollos). (Prometo explicar más al detalle en otro momento!)

En conclusión hoy ni me quise pesar, me porté como una reina aunque me mata eso de estar a cuatro manos atendiendo a los chicos y querer parar las rotativas para comerme un “pedacito” de la torta que sobró del domingo o “dos o tres” galletitas Bridge bañadas en chocolate. Igual es medio instintivo: abro las puertitas de la alacena, miro, sufro y cierro como por reflejo. Abro otra vez (…podría ser posible que el contenido de la alacena mutara a su versión “diet” en segundos…) pero me doy cuenta de la dura realidad: SIGUEN estando las malditas Bridge, las malditas bolsas de pop al microondas, los malditos alfajores de la Sierra de Minas para los recreos de los nenes, and so on, and so on. Muerta de resentimiento me arrastro hasta la mesada, diviso el bowl de las frutas que tanto me gusta pasar por alto y sí, esta vez sí, agarro resignada una miserable manzanita miniatura de esas que miden como 3 cm.

Nada más que decir. Eso sí, el concierto de Aerosmith fue lo máximo!!! Estuve PEGADITA a Steven Tyler y nos re divertimos!!!

DIA 5 

¡¡¡¡No puedo creer que llegué al quinto día!!!! La verdad es que ya me estoy acostumbrando. De a poquito voy haciendo las paces con mi dieta. Tampoco es que esté fascinada, aclaremos! Pero me siento mejor, de a poco me va sentando mejor la ropa.

Hoy fue un día largo. Tuve la inauguración oficial del Museo Andes 1972 en Rincón esquina Plaza Matriz, en homenaje a los sobrevivientes y a aquéllos que fallecieron en la Cordillera de los Andes tras estrellarse el Fairchild de la Fuerza Aérea Uruguaya aquél triste viernes 13 de octubre hace 41 años ya. Fue un encuentro muy emotivo entre sobrevivientes, familiares de los fallecidos, el equipo de rugby chileno contra el que iban a enfrentarse en 1972 en un partido que nunca pudo ser, prensa nacional, austríaca, alemana, mexicana, española y chilena; embajadores de Israel, Alemania, Argentina, Perú, etc.; la intendenta de Montevideo Ana Olivera, la Ministra de Turismo Liliam Kechichian y muchos invitados conmovidos hasta la médula con los encuentros y discursos que ya verán o habrán visto en los medios.

En conclusión almorcé una lata de atún a las 4 de la tarde con un poco de ensalada porque ni me quise acercar a la mesa del catering ALUCINANTE a cargo de la chef Pázula Amorim para no pecar. De noche fue el nefasto partido Uruguay Ecuador y vino mi mejor amiga con su familia. A mi marido se le dio por asar choricitos, morcilla, etc etc y yo… NAAAAADA. Lomo (un pedacito del tamaño de un kiwi) con tomate y mix de hojas verdes con limón y semillas de girasol. Me asombra la fuerza de voluntad que tengo; pero no se si en realidad es un medio de preservar y no tirar por la borda el ENORME esfuerzo que he venido haciendo desde el lunes. Sea lo que sea, es como un círculo vicioso que no se me puede romper JUSTO AHORITA!!

Mañana es el día D, el día en que por fin evaluaré mi COMPROMISO y mis GANAS de volver a mi peso de antes. Es sábado. Es día de familia, paseos y muchas charlas alrededor de la mesa (infiérase: MUCHA PERO MUCHA COMIDA). Tengo miedo.

Día 6 – Sábado 12 de octubre de 2013. SÁBADO, chicas. SÁBADO.

8 de la mañana y ya mis tres hijitos están al 300% de energías. Para mí hay una sensación rara en el ambiente; me siento como el 21 de diciembre de 2012, aquel famoso día en que supuestamente se iba a terminar el mundo… pero nada pasó. En definitiva, me tengo fe. Hoy tiene que ser un día como cualquier otro, es un tema de autocontrol.

Tomé mis complementos de calcio y vitamina D3 y es que, luego de tantos embarazos, es normal tener una pequeña descalcificación. Así que todos los días tomo mis 8 gotas de Viosterol (sí, igual que los bebés!) y mi pastilla de Calcimax D3. Creo que las mujeres no deberíamos olvidar que somos los motores del mundo, pero para eso necesitamos nafta y sobre todo una buena carrocería a prueba de todo. Fortalecer el esqueleto hoy seguramente me evite fracturas cuando llegue a viejita…

Intenté beber mucha agua a lo largo de todo el día. Me encontré con la Dra. Ramírez (Margarita Ramírez, la dra. a cargo de pilotear mi metabolismo) en un partido de fútbol y se alegró de ver mis avances y se asombró del hecho de que me ofreció 785 veces para tomar mate con ella y las 785 veces dije que no. Y no es que no me guste el mate, porque de no ser por el mate créanme que hoy no sería abogada. Pero el mate MANCHA LOS DIENTES. Y toda modelo sabe que hay ciertas cosas que quedan prohibidas a la hora de cuidarse, entre otras:

  • 1) Carbohidratos – VENGO MAL (Corrección: venía mal)
  • 2) Fumar – NUNCA FUMÉ EN MI VIDA pero obviamente no porque manche los dientes, sino por cuidar mi salud
  • 3) Alcohol (se transforma en azúcar en seguida) NUNCA ME GUSTÓ POR SUERTE
  • 4) Café negro (mancha los dientes) LO CONFIESO: Los franceses me hicieron descubrir el placer del petit café y me tengo que cuidar
  • 5) Té negro NO ME GUSTA DEMASIADO
  • 6) Mate (Sólo para modelos rioplatenses jajaja). TIP DE BELLEZA DENTAL: Lavarse MUY BIEN los dientes inmediatamente después de tomar mate.

13 horas: almorzamos en La Pasiva de Ciudad Vieja. No lo pude resistir y saqué mi “as bajo la manga”: puedo comer UN plato de comida libre (así sean papas fritas con milanesas) a la semana y hasta acá llegó mi sobreestimada “fuerza” de voluntad. En efecto, comí un pancho y una muzzarella con ananá y tomates frescos. Y claro, como no iba a ser de otra manera, me sentí pesada todo el resto del día; mi cuerpo ya no recibe tanto carbohidrato junto hace ya casi una semana!!

De tarde fui una campeona, un yoghurt light CERO PORCIENTO SABOR, porque la verdad es que de tanta cosa que le sacan queda que es un asco. Y para la cena mis famosos champignons fileteados y cocidos en sartén por un minuto en jugo de limón (100% natural eso sí) + ajo + perejil + una lata de atún + un chorrito de aceite de oliva. Mientras tanto, mi esposo preparó unas hamburguesas a la parrilla que te querés morir, absoluta y totalmente fuera de mi alcance dada la maldita hora en que quemé la carta de la comida libre …por una muzzarella. (Aunque mal no estuvo).

Día 7

Hoy fue un pequeño desliz en lo que otrora podría haberse llamado “la dieta perfecta”. Almorcé una mini porción, juro que MINI, de …tallarines con tuco. Y sí. Una es humana, me pasé corriendo atendiendo gente en casa mientras cocinaba, la beba y los chicos con hambre, sacando la pasta en “turnos” de la olla, queso que viene, pancito que va, y cuando por fin nos sentamos todos los adultos a la mesa por un instante pensé qué hacer. Juro por mis hijos que me levanté de la mesa, agarré mi atractivo tupper de hojas de lechuga, lo abrí, vi que estaban llenas de hongos u alguna otra forma de vida peluda y blanca sobre cuya naturaleza no quise indagar y así como me levanté de la mesa volví a ella, con el rabo entre las patas y sin levantar mucho la perdiz y me serví un poquito. Qué buenos que estaban. Valió la pena jajajaja ESO SÍ: mis comensales no saben que estoy a dieta y MENOS que estoy escribiendo una columna tipo reality show sobre ella!!!

En cuanto a mi peso, no estoy en buenos términos con mi balanza y no quiero saber nada de ella por un tiempo. La muy condenada hace un chillido como el de las puertas de entrada de las mansiones embrujadas de las películas CADA MALDITA VEZ QUE ME PARO EN ELLA. O sea: Te aviso que si me subo arriba tuyo es porque de alguna manera u otra estoy preocupada por mi peso, no es necesario que me dejes pegada! Mija! Cada vez que te consulto mi marido me pregunta: “¿yyyyyy??? ¿Cómo venís?” Próximamente voy a tener que comprar otra, en lo posible la MISMA que la de la Dra. Ramírez, no sea cosa que encima sigamos con el kilo y medio de desfasaje entre mi balanza y la suya pudiendo evitarlo… (Partiendo de la base de que las balanzas iguales sean calibradas en fábrica de la misma manera!!!)

Terminé el día agotada. Con mucha culpa, pocas ganas de seguir la dieta, muchos proyectos en la cabeza que he venido postergando (escribí POSTRE ganado y lo borré, no ven que estoy alterada), en particular esta semana entrante debo dedicarme a full a mi libro que está en plena etapa de diseño. Se llama “Mi vida como modelo” y espero que la gente entienda el doble sentido que hay en el título: Se trata sobre… (¡cha chaaan! ¡Sorpresa!) los cuentos de mi vida como modelo, sí, pero la palabra “como” la voy a poner en otro color, cosa de que quien lo lea al pasar lea MI VIDA MODELO. Si esa persona agarra el libro va a pensar inmediatamente “QUE RUBIA SOBERBIA TE ODIO” lo cual es bueno, porque cualquier excusa es válida si ello sirve para captar la atención de los lectores. Y claro, ahora viene el jeitinho: Cuando uno lee el libro se va dando cuenta de que en verdad de “modelo” mi vida no tiene nada y que las pasé todas, y que el título después de todo VENÍA CON DOBLE intención. Doble. Crema doble. Helado de Las Delicias. Libre Asociación de Ideas. Mi cabeza es mi peor enemiga!!!!

dejanos tu comentario